miércoles, 21 de enero de 2009

DECLARACION -9 (manual para ver estereogramas)




Sabes?


Hay personas que viven dentro de una armadura compuesta de ventanas. Personas que prefieren quedarse quietas, pues el peso de la estructura les dificulta los largos paseos. Y sin embargo cuán útil les resulta si es que deben atravesar una calle llena de extraños, y no saben siquiera cómo hacerlo.

SE SIENTEN MÁS SEGUROS OBSERVANDO

LOS GESTOS Y LAS ACCIONES DEL RESTO.



Hay personas que andan de esquina a esquina en toda la ciudad buscando tan solo a todos aquellos que sobre el rostro, en vez de cargar sus típicas máscaras de siempre, no carguen sino un pequeño espejuelo ya casi empañado.

SE SIENTEN MEJOR CUANDO DECIDEN

CON QUIÉN MIRARSE, CON QUIÉN ESTAR.



Cuando la realidad entera, la que nos rodea a diario, es como un estereograma. Un aparente tropel de formas y colores. Un amasijo hecho de vidas, que solo toma sentido, cuando somos capaces de encontrar los vínculos que las conectan.
.
.
.
Un estereograma siempre está en movimiento. La superficie y el fondo son el uno y el otro al mismo tiempo. Podremos descifrarlo si nos aventuramos a verlo desde el lugar menos esperado, de la manera más atrevida. Acaso hay algo que nos lo impida? Solo depende de nosotros.



(Como si usáramos un calidoscopio para encontrarnos. Como si hurgáramos entre nuestros intersticios: dónde es el sueño, dónde el recuerdo; dónde la necesidad, dónde el deseo. Como si solo pudiéramos reconocernos mediante unas cuantas anamorfosis.)



Un estereograma exige un sujeto más crítico, más participativo, más entregado; que sepa contar con paciencia, atención, pero sobre todo, identificación.



te atreves a verlo?